sábado, 25 de octubre de 2014

Puerto de Benifallim

Sábado, 25 de octubre de 2014. Mi intención era ir más lejos, exactamente a la Vía Verde del Serpis -entre Beniarrés y Vilallonga- pero los astros no estaban convenientemente alineados, por lo que me quedé en el puerto de Benifallim. De haber continuado, a los casi 150 km. realizados tendría que haber añadido otros 100 más para completar el recorrido que quería hacer. Lo dejo pendiente en la agenda y el GPS.

El puerto de Benifallim es uno más de los muchos que salpican la provincia de Alicante. No es tan conocido como, moterilmente hablando, la famosa "Carrasqueta", territorio de moteros quemados, carbonillas enmonados, con escapes alternativos, espantando viejas y fauna, que recorren este puerto una y otra vez como si de su propio y personal GP se tratara, aunque también los hay. Tiene 1.010 m. sobre el nivel del mar y es mucho más tupido y con vistas menos agraciadas que el famoso puerto motero, pero es más tranquilo y con buena zona de parada en su cima y poco antes de llegar. La cara norte es mucho más sinuosa y con unas panorámicas espectaculares, en contraposición con la sur, que es muy suave en su ascenso y trazado.

Una vez llegado a su cima, me puse a tomar unas instantáneas del entorno, decidí meterme por la carretera que sale en dirección este, aun sin saber su destino. Ya la había visto en otras ocasiones, pero nunca me había metido. Se trata de una carretera estrecha, sinuosa, bastante rota que recorre transversalmente esta cadena montañosa y desemboca en la comarcal CV-785 que, junto con la CV-770, enlaza las poblaciones de Penáguila y Sella atravesando la Sierra Aitana.


Atravesando la sierra, en dirección a la comarcal CV-785 (*)


Como anécdota, mientras estaba realizando la sesión de fotos, no se me ocurre otra cosa que dejar las gafas en el suelo para que no salieran sobre la moto. Tampoco quería ponérmelas para tener mejor percepción del visor de la cámara, y sucedió lo inevitable, las pisé. Menos mal que estaban sobre un manto de cortezas de pino, hojas y ramas varias y aunque se dobló y se salió un cristal, conseguí repararlas.

Así pues, 147 km. recorridos en un bonito día otoñal, con una luminosidad y temperaturas que animan a estar al aire libre y a aventurarse a estar más en contacto con la naturaleza y el entorno.


Mapa topográfico del entorno del puerto de Benifallim.
La carretera que sale hacia el este es la que tomé.


Alto del puerto de Benifallim, de 1.010 m.


Una amplia zona para parar al sol o sombra nos espera
en la cima del puerto de Benifallim.


La carretera de la derecha es la que nos lleva hasta
la CV-785 que atraviesa Sierra Aitana.


Esta foto casi me cuesta las gafas. Colocando la
cámara y poniéndome en posición, las pisé. 
¡qué menos que recordar la foto!


Esta es una parte de la panorámica del valle que
se ve en la carretera que sale del puerto de Benifallim.


Este es el tipo de carretera que recorría. Hábitat ideal
para la TX, estrecha, sinuosa, rota, solitaria...


Esto es lo que tenía por delante... ¡que no se acabe nunca!


Caminos, sendas, cárcavas, montes, barrancos...
Me energetizo sólo de mirarlos/as.


En este punto se produce la fusión con la CV-785
Penáguila-Sella.



(*) Añadido el 29/08/2015




Me gusta