sábado, 7 de noviembre de 2015

21 Km al norte de El Carche

Sábado, 07 de noviembre de 2015. En la anterior ruta con la TX, antes de llegar a la Sierra de Salinas, me fijé en un desvío que salía hacia la izquierda, dirección Jumilla. Se trataba de la carretera local MU-15-A. Una solitaria vía que enlaza la comarcal C-3223 con la N-344, en las cercanías de la población murciana. Es una carretera de unos 21 Km estrecha, con firme irregular y con escaso tráfico. Bordea el Parque Regional de la Sierra de El Carche por la cara norte, destacando además, por encontrarse tres bodegas en sus inmediaciones: "Casa de la Ermita", "Hacienda de El Carche" y "Carchelo".

Me anoté mentalmente estos datos y me propuse regresar para recorrer este tramo, aprovechando para rodear la imponente Sierra de El Carche, otro objetivo pendiente desde hace más de un año. Este momento ha llegado hoy. Como es un recorrido totalmente asfaltado, aunque sufrido para motos de carretera, decidí hacerlo con la XJ6.


Recorriendo la MU-15-A


El día se presentaba inmejorable. En pleno veranillo de "San Martín", la previsible y moderadamente alta temperatura recomendaba una salida temprana para aprovechar todo el escaso tiempo disponible. Como suele suceder, no siempre las previsiones son lo que uno espera y, bastantes kilómetros antes, me encontré con un denso banco de niebla con una escasa visibilidad que me llenó de humedad hasta los huesos. Poco después se disipó pero hasta la primera parada, ya en las inmediaciones de El Carche, no me recuperé térmicamente.

La MU-15-A resultó ser lo que me esperaba, especialmente en la primera mitad del recorrido, la que transcurre más cerca de la sierra. Entre montañas, con vegetación abundante, caseríos abandonados, olores diversos y esa sensación de estar en medio de ninguna parte que solo proporcionan este tipo de vías. Hice tres paradas a lo largo del recorrido para hacer fotos, deleitarme con el entorno y disfrutar de una temperatura ideal para hacer actividades al aire libre. En total, empleé unos 225 km en realizar el recorrido previsto. Una poderosa recarga espiritual.


La MU-15-A en la cara norte de la Sierra de El Carche.


Primera parada al borde del inexistente arcén. No
es que hubiera mucha sombra pero no hacía falta.


Al fondo, la Sierra de Salinas.


Campos de vides bordean la carretera.


Al borde de una enorme finca abandonada. Si 
las piedras hablaran...


Otra perspectiva en la que se aprecia la enorme
dimensión que tenía la edificación.


Esto es lo que tenía por delante: la mejor parte de
la MU-15-A


Unos kilómetros más adelante, la carretera se vuelve
rectilínea. Un poco de imaginación y...


Una de las últimas "curvas" antes de llegar a la
gran recta. Ya se va alejando de El Carche.







Me gusta